El seguro de responsabilidad civil para automóviles ayuda a cubrir daños financieros a otras partes cuando usted tiene la culpa de un accidente automovilístico. El seguro de responsabilidad civil es en realidad la combinación de dos tipos de cobertura: lesiones corporales (BI) y daños a la propiedad (PD). El primero paga los gastos que resultan de las lesiones sufridas por un accidente, mientras que el último sirve para compensar la propiedad dañada. Para conducir en la mayoría de los estados, los automovilistas deben tener algún tipo de cobertura de responsabilidad o demostrar otra forma de responsabilidad financiera. Esto es para asegurar que los conductores que terminan lastimando a otros o dañando la propiedad puedan compensar a la otra parte.
En todo caso, es importante tener en cuenta que el precio no lo es todo a la hora de contratar un seguro de automovil, ya que en muchas ocasiones, las opciones de seguros más baratos logran la reducción del precio gracias a la reducción del nivel de coberturas de sus pólizas. Por eso, hemos elaborado en colaboración con un equipo de expertos con una larga trayectoria en el mercado, un sistema de valoración de pólizas, que refleja de manera clara y sencilla las principales diferencias entre las coberturas de las múltiples compañías.

Una póliza con Allstate es mucho más que solo un seguro de auto. Es ayuda personalizada de agentes expertos, herramientas innovadoras — como Drivewise® — que te ayudan a seguir adelante y una cobertura de calidad en combinación a grandes ahorros. Obtén una cotización de seguro de auto (en inglés) y conoce porque 16 millones de hogares confían a Allstate con todas sus necesidades de seguro.
×