Entre los principales factores que valoran para calcular el precio del seguro están el código postal, el tipo de vehículo a asegurar, marca y modelo y la edad del conductor principal. También, factores acerca del estado del auto como la antigüedad, si se trata de un modelo Premium o el lugar donde estacionas tu carro, pueden tener influencia a la hora de ofrecerte un precio y coberturas en específico.
Además de los factores anteriores, algunas compañías tienen en cuenta el historial de siniestralidad del conductor. Es decir, si has sufrido varios accidentes durante el mismo año, la compañía puede aumentar el precio de tu seguro a la hora de renovar tu póliza o incluso rechazar la misma. Pero también hay recompensas si eres un conductor cuidadoso; ya que las aseguradoras pueden ofrecerte tarifas más bajas o descuentos por no siniestralidad.
A diferencia de los seguros de salud, las pólizas de seguro de automóvil se componen de diferentes tipos de cobertura, cada una con su propia prima y beneficios. Los conductores a menudo pueden seleccionar diferentes montos de cobertura para los diferentes componentes, por lo que es importante que los consumidores entiendan lo que se está cubriendo para construir el mejor paquete de políticas. Si bien existen otros beneficios, la siguiente es una revisión de los tipos más populares de seguros de automóviles:
Una póliza con Allstate es mucho más que solo un seguro de auto. Es ayuda personalizada de agentes expertos, herramientas innovadoras — como Drivewise® — que te ayudan a seguir adelante y una cobertura de calidad en combinación a grandes ahorros. Obtén una cotización de seguro de auto (en inglés) y conoce porque 16 millones de hogares confían a Allstate con todas sus necesidades de seguro.
×