En el mercado de Estados Unidos existen dos tipos básicos de seguro de vida: seguro de vida a término (term life insurance) y seguro de vida permanente (whole life insurance. Este último está dividido a su vez en varias categorías, que serían el seguro de vida permanente tradicional (traditional whole life), seguro de vida variable (variable whole life) y seguro de vida universal (universal life). En el año 2003 existían 6.4 millones de pólizas de seguro de vida individuales de tipo término, mientras que las de tipo permanente llegaban a unos 7.1 millones de pólizas.
Responsabilidad (o cobertura E). Esto cubre la pérdida financiera si tu o alguien de tu familia es demandado por daños o lesiones a otra persona. El evento no tiene que suceder en tu propiedad. El aumento de los límites para la cobertura de responsabilidad: importante si posees activos valiosos que podrían ser objeto de una demanda, estos se pueden agregar como “cobertura general”.
Organización de mantenimiento de salud (health maintenance organization, HMO) - Planes de cuidados administrados que proveen servicios de cuidados de salud a sus miembros mediante redes de médicos, hospitales, y otros proveedores de servicios médicos. Los HMO son populares alternativas a los planes tradicionales de cuidados de salud que son ofrecidos por las compañías de seguros ya que éstos cubren una extensa variedad de servicios, usualmente a un precio más bajo.
State Farm es también uno de los pocos proveedores que permite presentar reclamaciones en línea y provee una lista de información que deberá tener previo a comenzar el proceso. La mayoría de las empresas no son directas en torno al tema de las reclamaciones y la información que brindan para completar el proceso suele ser escasa, por lo que el enfoque directo de State Farm es refrescante.
Por su parte, puede definirse póliza de seguro como el documento que instrumenta el contrato de seguro, en que se especifican las normas que de forma general, particular o especial regulan las relaciones que se han convenido contractualmente entre el asegurado y el asegurador. Solo cuando este documento ha sido emitido y aceptado por las dos partes involucradas se puede decir que han comenzado a ejercerse los derechos y obligaciones que derivan de él.
La Propuesta de redacción del Código Mercantil español, realizada por la Comisión General de Codificación y publicada en 2013, establece en el artículo 591-3 que “la póliza del contrato de seguro deberá contener únicamente las condiciones generales, especiales o particulares que sean aplicables al contrato de seguro que suscriba el tomador del seguro” y también que “las cláusulas que sean calificadas como abusivas por la Ley o los jueces o tribunales serán nulas, sin perjuicio de la eficacia del resto de las condiciones válidas del contrato”. Tal señala Tapia, A. (2017), esta redacción más sencilla elimina la actual distinción entre las cláusulas delimitadoras del riesgo y las cláusulas limitativas de los derechos del asegurado, que ha supuesto frecuentes problemas de interpretación, además de añadir la nulidad automática de las cláusulas tildadas por el juez o tribunal de abusivas. La jurisprudencia ha reiterado que actualmente las fronteras entre las cláusulas limitativas y las delimitadoras no son claras, e incluso hay supuestos en que las cláusulas que delimitan el riesgo se asimilan sorprendentemente a las limitativas de los derechos del asegurado.7​
En la misma línea de garantía de políticas sólidas, también queríamos tener una serie de endosos (disposiciones adicionales que extienden la cobertura de varias maneras). Cuantos más endosos se ofrezcan, mayor será la posibilidad de llenar las opciones que su hogar y ubicación exijan. La cobertura de terremotos, por ejemplo, es un respaldo común para los hogares de Los Ángeles.
Las aseguradoras de automóviles, salud y hogar fueron calificadas en base a las calificaciones de tomadores de seguros que fueron encuestados dentro de la categoría de servicio al cliente, calidad conforme al precio, renovación del plan, y si lo recomendaría. Estas cinco categorías ponderadas reflejaron las prioridades que calificaron los consumidores como las mejores, al considerar las necesidades a asegurar.
×