Otro principio básico de las empresas aseguradoras, es la distribución o división de riesgos. La existencia del riesgo técnico-asegurador lleva a la aseguradora a la necesidad de conseguir que los riesgos que asume en virtud de los contratos de seguro sean homogéneos cualitativa y cuantitativamente, de forma que se cumpla el principio mutual o de compensación. Ello se puede lograr distribuyéndolos en el tiempo (constituyendo reservas o provisiones técnicas para desviaciones en la siniestralidad en los años económicamente favorables o positivos), geográficamente (sólo es válido cuando sus consecuencias son poco importantes), al operar en varios ramos y modalidades de seguro (compensando las pérdidas entre ellos), entre el asegurado (a través de franquicias o de infraseguros -parte de la indemnización va a cargo del mismo-), o entre otras empresas coaseguradas o reaseguradoras, o incluso también aplicando una política de selección de riesgos adecuada.

1 No todos los solicitantes serán elegibles para la Tasa Anual Equivalente (APR, por sus siglas en inglés) "tan baja como" la mostrada. Los factores que podrían afectar la Tasa Anual Equivalente final ofrecida incluyen la puntuación crediticia de los solicitantes, la cantidad del préstamo, el plazo, el año del modelo del colateral y el tipo de préstamo. Divulgación de préstamo para vehículos

×