Asistencia en viaje: en caso de un problema con el coche, como p.ej. una avería, la aseguradora ofrece asistencia tanto al vehículo (reparaciones sencillas, remolque, …) como a los ocupantes del mismo (traslado del asegurado, envío de un conductor profesional, …). Se puntúa la distancia a partir de la cuál se presta la asistencia, si incluye vehículo de sustitución en caso de quedar el automovil inmovilizado en el taller y si cubre la pérdida de llaves, falta de combustible y el pinchazo de un neumático.
La razón básica de las provisiones técnicas se fundamenta en la necesidad de periodificar los ingresos y gastos típicos de las empresas de seguros, imputando a cada ejercicio los que realmente le corresponden. Garantizan el cumplimiento de los compromisos asumidos por la empresa y aunque sus funciones son dispares según la clase de provisión de que se trate, en su conjunto, realizan la misma función económica de reforzar el margen de solvencia de la empresa a través de su perfecta constitución y asignación al fin específico que a cada una, en concreto, le corresponde.

Los usuarios del portal y titulares de los datos personales obtenidos, podrán ejercer sus derechos de protección de datos personales dirigiendo una comunicación por escrito al domicilio social de ARPEM NETWORK S.L. o al correo electrónico habilitado a tal efecto, lopd@arpem.com, incluyendo en ambos casos fotocopia de su DNI u otro documento de identificación equivalente.


El presente portal web recoge sus datos personales mediante formularios donde puede solicitarnos cualquier tipo de información, aclaración y/o duda. El envío de los mismos implica, con su consentimiento expreso en todo momento, la autorización para el tratamiento por parte de ARPEM NETWORK S.L. de dichos datos, cuando así se considere conveniente para la prestación de los servicios que solicite.


El interés asegurable, es el objeto de seguro. Consiste en la relación económica que existe entre el sujeto y el bien, el sujeto cuenta con la intención de proteger un determinado bien frente a posibles riesgos o eventos que puedan presentarse que lo llegaran a afectar, por lo que el interés recae sobre el valor económico que se tiene sobre el bien. En el derecho español no hay una definición legal expresa del concepto, no obstante, la doctrina lo define como la relación entre una persona y un bien amparado frente a un riesgo. El interés asegurado no es el objeto en sí mismo, sino el interés con el que cuenta el tomador en él. Este interés es subjetivo. El interés asegurable en ocasiones presenta problemas de cuantificación, si bien hechos como incendios, inundaciones, heladas si son cuantificables fácilmente, hay otros que presentan problemas. Un ejemplo de ello son los seguros de vida.

Cuando para la prestación de estos servicios sea preciso facilitar datos personales, conforme con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que los datos que nos suministre voluntariamente a través de formularios o correo electrónico, serán incorporados a un fichero automatizado titularidad de ARPEM NETWORKS S.L., con la finalidad del envío (por medios electrónicos o de cualquier tipo) de información comercial, ofertas, publicitaria y promocional referida a:


Después de examinar a cada compañía por disponibilidad y fortaleza financiera, llegó el momento de profundizar en los detalles de la cobertura. Buscamos proveedores con opciones adicionales o "riders". Cuando se incluyen en el seguro, estos pueden reforzar tu cobertura contra circunstancias imprevistas como muerte accidental o discapacidad. Algunos incluso hacen que todo o parte del beneficio por muerte esté disponible durante tu vida en caso de una enfermedad grave, esto se denomina un "beneficio en vida" y puede ayudar a aliviar la carga financiera de los costos médicos a largo plazo.
Las primas de los seguros de vida se determinan mediante un proceso llamado “suscripción”. En resumen, la compañía coloca tu información personal (edad, salud, historia familiar, ocupación, etc.) en una fórmula matemática compleja que (tan sombría como suena) determina la probabilidad de que fallezcas durante el tiempo que tengas la póliza. Cuanto más probable sea, más cara será la cobertura.
Hay tres nociones que se aplican en tanto a la valorización del interés. El valor inicial se refiere al momento de la formalización del contrato y este puede ser igual durante toda la duración del contrato. El valor final, es aquel inmediatamente anterior al siniestro y viene fijado por el artículo 26 de la Ley 50/1980. El valor final es muy importante a la hora de determinar la indemnización. Sin perjuicio de las reglas de artículo 28 anteriormente mencionadas, aquí en este caso rige la voluntad de los contratantes con el límite en el artículo 1255 CCE y el enriquecimiento injusto. El valor residual, es el valor de la cosa en el momento que se ha producido el siniestro. Teniendo esto en cuenta, el valor que el tomador le atribuye a los bienes se denomina suma asegurada, y se encuentra ligada con el interés asegurable.

Es bueno conocer los tipos de seguros de coche que ofrece el mercado para elegir el que más te interese. A la hora de calcular el precio de tu seguro debes tener en cuenta que el rango de coberturas varía bastante de unos a otros. En la actualidad los principales seguros de coche son: Terceros, Terceros Ampliado, Todo Riesgo y Todo Riesgo con Franquicia.
Las aseguradoras de automóviles, salud y hogar fueron calificadas en base a las calificaciones de tomadores de seguros que fueron encuestados dentro de la categoría de servicio al cliente, calidad conforme al precio, renovación del plan, y si lo recomendaría. Estas cinco categorías ponderadas reflejaron las prioridades que calificaron los consumidores como las mejores, al considerar las necesidades a asegurar.
×