El interés asegurable, es el objeto de seguro. Consiste en la relación económica que existe entre el sujeto y el bien, el sujeto cuenta con la intención de proteger un determinado bien frente a posibles riesgos o eventos que puedan presentarse que lo llegaran a afectar, por lo que el interés recae sobre el valor económico que se tiene sobre el bien. En el derecho español no hay una definición legal expresa del concepto, no obstante, la doctrina lo define como la relación entre una persona y un bien amparado frente a un riesgo. El interés asegurado no es el objeto en sí mismo, sino el interés con el que cuenta el tomador en él. Este interés es subjetivo. El interés asegurable en ocasiones presenta problemas de cuantificación, si bien hechos como incendios, inundaciones, heladas si son cuantificables fácilmente, hay otros que presentan problemas. Un ejemplo de ello son los seguros de vida.
Periodo de prueba (free examination period) - También conocido como "los 10 días gratis para estudiar la póliza". Este es el periodo de tiempo, a partir de la fecha en que se entrega la póliza de seguro de vida o el contrato de anualidad, durante el cual el propietario de la póliza puede revisarla y regresarla a la compañía para que se le reembolsen por completo la prima inicial. Las pólizas variables de seguros de vida tienen que incluir una cláusula de "período de prueba". Para otras coberturas esto es a opción de la compañía.
El asegurado puede ser definido como el titular del área de interés que la cobertura del seguro concierne, y del derecho a la indemnización que en su día se satisfaga que, en ciertos casos, puede trasladarse al beneficiario. Es la persona natural o jurídica a quien el acontecimiento del siniestro va a afectarle más directamente. En definitiva, es aquel sobre cuya cabeza o bienes van a recaer las consecuencias del siniestro. La figura del asegurado es esencial dentro del contrato de seguro. Porque lo mismo que no cabe concebir un contrato de aquella naturaleza sin la existencia de un riesgo que cubrir o tampoco resulta dable pensar un negocio jurídico de la naturaleza mencionada sin que haya una persona o destinatario final de la garantía que se pacta, y cuyos intereses, protegidos de esta suerte, son la causa eficiente del contrato.
La alternativa al seguro de vida a plazo es el seguro de vida permanente (o de por vida). La cobertura permanente garantiza un pago de beneficios por fallecimiento, sin importar cuándo fallezca el asegurado. ¿La compensación? Ambos tipos de seguro permanente (vida entera y universal) son más costosos que la cobertura a plazo. La vida entera es la más cara, a menudo cuesta alrededor de $200 a $300 por mes.
Aunque la mayoría de los proveedores ofrecen ambos tipos de seguro de vida permanente – completo y universal – TIAA ofrece estrictamente pólizas de vida universal. El seguro de vida universal puede ser una buena opción si buscas una cobertura permanente a un costo menor; pero cualquier persona que busque beneficios para toda la vida, como un mayor valor en efectivo, tendrá que elegir una compañía diferente.
Registro y uso (file and use) - Los índices de propiedades residenciales utilizan el sistema llamado "registro y uso." Bajo este sistema, las compañías de seguros registran sus precios con el Departamento de Seguros de Texas (TDI, por sus siglas en inglés). Estas compañías no necesitan previa aprobación para implementar nuevos precios. Si TDI determina que los precios de una compañía son excesivos, la compañía puede ser obligada a pagar reembolsos a los asegurados que se les cobró de más. Las compañías pueden apelar las decisiones adversas de precios.
Las cláusulas lesivas están prohibidas y son siempre nulas, por lo que si figuran en el contrato se tendrán por no puestas. A diferencia de las anteriores, las cláusulas limitativas son válidas, incluso aunque puedan no ser favorables al asegurado, siempre que el mismo haya prestado su consentimiento. La jurisprudencia del Tribunal Supremo ha establecido que las cláusulas limitativas son aquellas que “condicionan o modifican el derecho del asegurado a la indemnización o a la prestación garantizada en el contrato, una vez que el riesgo objeto del seguro se ha producido”. Es decir, que frecuentemente se incluyen en el contrato para condicionar o modificar los derechos del asegurado ante su eventual derecho a percibir una indemnización.
La atención médica en EE.UU. puede ser algo abrumador, por lo cual encontrar una compañía con la cual se pueda sentir satisfecho y que recibe atención, es como ganar la medalla olímpica de oro por ser adulto. Ya sea que tenga un seguro por medio de su empleador, del mercado o por medio de una póliza individual, familiarizarse con las compañías y lo que ofrecen los planes, puede ayudarle a tomar mejores decisiones al momento de la inscripción abierta.
×