“Nuestra encuesta es una gran herramienta para ayudar a disminuir la ansiedad al preguntarse si hay algo que sea mejor y que uno pueda estar perdiéndose”, dice Jennifer Shelton, jefa de edición de Insure.com. “Usted podrá pedirle recomendaciones a cinco o seis familiares o pasar horas en línea o en el teléfono. Le hemos preguntado a más de 3,700 personas, y a simple vista, usted puede tomar la mejor determinación para sus necesidades”.
En Ecuador, el artículo 25 de la Codificación de la Ley General de Seguros estipula que la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros determinará las cláusulas que obligatoriamente contendrán las pólizas, así como las cláusulas prohibidas, las cuales carecerán de efectos y se tendrán por no escritas en caso de existir. Las pólizas de seguro, entre otras condiciones, deben: i) responder a normas de igualdad y equidad entre las partes contratantes; ii) incluir una cláusula en la que conste la opción de las partes de someter a decisión arbitral o mediación las diferencias que se originen en el contrato o póliza de seguros; y iii) encontrarse redactadas con caracteres tipográficos fácilmente legibles. Además, cuando las condiciones generales de las pólizas o de sus cláusulas especiales difieran de las normas establecidas en la legislación sobre el contrato de seguros, prevalecerán estas últimas sobre aquéllas.10​

Este mercado está en plena expansión, por lo que se espera que mueva más de 67.000 millones de euros en 2025, es decir, un crecimiento del 10% cada año. Prueba de que estos dispositivos se han convertido en algo ya casi imprescindible es que la mayoría de fabricantes se han comprometido a que en 2020 todos sus modelos traigan de serie Asistente de colisión frontal o el frenado automático de emergencia.


Otro principio básico de las empresas aseguradoras, es la distribución o división de riesgos. La existencia del riesgo técnico-asegurador lleva a la aseguradora a la necesidad de conseguir que los riesgos que asume en virtud de los contratos de seguro sean homogéneos cualitativa y cuantitativamente, de forma que se cumpla el principio mutual o de compensación. Ello se puede lograr distribuyéndolos en el tiempo (constituyendo reservas o provisiones técnicas para desviaciones en la siniestralidad en los años económicamente favorables o positivos), geográficamente (sólo es válido cuando sus consecuencias son poco importantes), al operar en varios ramos y modalidades de seguro (compensando las pérdidas entre ellos), entre el asegurado (a través de franquicias o de infraseguros -parte de la indemnización va a cargo del mismo-), o entre otras empresas coaseguradas o reaseguradoras, o incluso también aplicando una política de selección de riesgos adecuada.

State Farm solo ofrece plazos de 10, 20 y 30 años (a menos que optes por un seguro hipotecario de 15 años). Esto quizás no es lo mejor para las personas con necesidades de término muy específicas: por ejemplo, alguien que solo quiere cobertura por 12 años, hasta que su hijo se mude. Si prefieres un término más personalizado, te sugerimos que revises New York Life, que permite a los clientes elegir un plazo entre 10 y 20 años.

Las cláusulas lesivas están prohibidas y son siempre nulas, por lo que si figuran en el contrato se tendrán por no puestas. A diferencia de las anteriores, las cláusulas limitativas son válidas, incluso aunque puedan no ser favorables al asegurado, siempre que el mismo haya prestado su consentimiento. La jurisprudencia del Tribunal Supremo ha establecido que las cláusulas limitativas son aquellas que “condicionan o modifican el derecho del asegurado a la indemnización o a la prestación garantizada en el contrato, una vez que el riesgo objeto del seguro se ha producido”. Es decir, que frecuentemente se incluyen en el contrato para condicionar o modificar los derechos del asegurado ante su eventual derecho a percibir una indemnización.
Con el objetivo de salvaguardar la seguridad de sus datos personales, le informamos que ARPEM NETWORK S.L. ha adoptado todas las medidas de índole técnica y organizativa necesarias para garantizar la seguridad de los datos personales suministrados. Todo ello para evitar su alteración, pérdida, y/o tratamientos o accesos no autorizados, tal como exige la normativa, si bien la seguridad absoluta no existe.

Condiciones generales: se refieren a las normas básicas que establece el asegurador para regular todos los contratos de seguro que emita en el mismo ramo o modalidad de garantía. Dentro de estas condiciones están: extensión y objeto del seguro, riesgos excluidos con carácter general, forma de liquidación de los siniestros, pago de indemnizaciones, entre otros.
Es una empresa originaria de la ciudad de La Plata. Fundada en el año 1945, comenzó sus actividades operando en el ramo automotor. A lo largo de sus casi cincuenta años de trayectoria y siguiendo una política de expansión e innovación, la aseguradora fue aceptando nuevos desafíos y retos. Actualmente, opera en la mayoría de los ramos del seguro y ha forjado una sólida estructura organizacional que le permite brindar sus servicios en todo el territorio nacional. Cuenta con una red de Centros de Atención ubicados en las ciudades más representativas del país.
Amica ofrece casi tantos descuentos como Allstate, con descuentos exclusivos por ser un cliente de larga data y por optar al pago de facturas electrónicas. Esencialmente, al hacer menos (enviar facturas por correo y cambiar de proveedor), ahorrarás dinero con Amica. Sin embargo, Amica se queda un poco corto en los descuentos para casas nuevas y renovadas: querrás acudir a Allstate para obtener descuentos en estos precios.

El artículo 3 de la LCS establece que «las condiciones generales, que en ningún caso podrán tener carácter lesivo para los asegurados, habrán de incluirse por el asegurador en la proposición de seguro si la hubiere y necesariamente en la póliza de contrato o en un documento complementario, que se suscribirá por el asegurado y al que se entregará copia del mismo. Las condiciones generales y particulares se redactarán de forma clara y precisa».3​


            Por esto, y otros aspectos el seguro conlleva a amparar los bienes transportados contra los riesgos que puedan afectarles durante su desplazamiento de un lugar a otro y en el transcurso de períodos en que los bienes deben permanecer en reposo debido a las circunstancias del viaje (carga/descarga, estancias...). Además, cubre los daños producidos al medio de transporte y a terceros.
En el art. 41 se indican las prácticas abusivas y el derecho de arrepentimiento. Por ejemplo, suponen prácticas prohibidas de comercialización i) el imponer directa o indirectamente la celebración de un contrato de seguro, salvo los seguros obligatorios; o ii) predeterminar el nombre de empresas de seguro a través de contratos conexos, de manera tal que se limite la libertad de elección del potencial asegurado.

La técnica del seguro se basa en el pago anticipado de los recursos que se invierten a largo plazo, fijándose las reservas especiales, las denominadas provisiones técnicas, que garantizan, cuando ocurran eventos dañosos, el pago de las indemnizaciones por siniestro. Las citadas reservas o provisiones técnicas son invertidas por las empresas de seguros normalmente en activos reales (inmuebles) o en otros activos financieros (títulos o valores mobiliarios, operaciones activas).
            La principal es sin duda el ahorro de tiempo, costes y carga administrativa que suele conllevar en este tipo de operaciones. AIG pone a disposición del cliente una base de datos centralizada compartida, que permite al asegurado visualizar las pólizas en 24 horas, emitir recibos, o tener notificaciones de los siniestros vía online. El cliente también tiene la posibilidad de adjuntar en los certificados los términos del crédito documentario, con lo cual la operativa se torna mucho más fácil.
Siendo el seguro un asunto que afecta a toda la comunidad, y que está directamente conectado con el bienestar de esta y cuya base indispensable es la confianza y el crédito. A las entidades que deseen actuar como aseguradoras se le exigen una doble serie de formalidades tanto como jurídicas como económicas, obedeciendo estas de la entidad que se quieran formar para proveer los seguros.
Penny Gusner, analista de consumidores de Insure.com afirma que: “Es notable que State Farm y Allstate sean capaces de mantener calificaciones tan altas respecto al servicio al consumidor. Es común ver compañías tan grandes y con tantos productos diversos que pierden la habilidad de mantener el servicio al consumidor como parte de los valores primordiales de la compañía”.
×