El interés asegurable estable una relación lícita entre un bien y un valor económico. Se pueden asegurar cosas materiales (como una casa o un coche) y cosas inmateriales (como un perjuicio económico o el cese de una actividad productiva), siempre que puedan ser tasables en dinero, que existan antes de la póliza y que sean objeto de una estipulación lícita.
En resumen, sí. Piensa con cuidado antes de presentar un reclamo en tu seguro de propietario de casa, ya que afectará directamente el total que pagará en el futuro. Si tienes dos reclamaciones dentro de tres años, o tres reclamaciones dentro de cinco años, ese aumento puede ser tan alto como el 20%, ya que está en una categoría de “alto riesgo”. Podrían pasar otros cinco años antes de que esas reclamaciones se retiren de tu registro y los precios de las primas disminuyan.
Convenios de liquidación por adelantado (viatical settlement agreements) - Los convenios de liquidación por adelantado son contratos en los que un individuo desahuciado (que padece de una enfermedad que amenaza la vida o que es terminal) y que tiene derecho a beneficios procedentes de la póliza cede sus derechos a una compañía que liquida por adelantado a cambio de que le pague en efectivo un porcentaje de lo que la póliza paga como beneficio de muerte.
Periodo de prueba (free examination period) - También conocido como "los 10 días gratis para estudiar la póliza". Este es el periodo de tiempo, a partir de la fecha en que se entrega la póliza de seguro de vida o el contrato de anualidad, durante el cual el propietario de la póliza puede revisarla y regresarla a la compañía para que se le reembolsen por completo la prima inicial. Las pólizas variables de seguros de vida tienen que incluir una cláusula de "período de prueba". Para otras coberturas esto es a opción de la compañía.
            La principal es sin duda el ahorro de tiempo, costes y carga administrativa que suele conllevar en este tipo de operaciones. AIG pone a disposición del cliente una base de datos centralizada compartida, que permite al asegurado visualizar las pólizas en 24 horas, emitir recibos, o tener notificaciones de los siniestros vía online. El cliente también tiene la posibilidad de adjuntar en los certificados los términos del crédito documentario, con lo cual la operativa se torna mucho más fácil.
La Propuesta de redacción del Código Mercantil español, realizada por la Comisión General de Codificación y publicada en 2013, establece en el artículo 591-3 que “la póliza del contrato de seguro deberá contener únicamente las condiciones generales, especiales o particulares que sean aplicables al contrato de seguro que suscriba el tomador del seguro” y también que “las cláusulas que sean calificadas como abusivas por la Ley o los jueces o tribunales serán nulas, sin perjuicio de la eficacia del resto de las condiciones válidas del contrato”. Tal señala Tapia, A. (2017), esta redacción más sencilla elimina la actual distinción entre las cláusulas delimitadoras del riesgo y las cláusulas limitativas de los derechos del asegurado, que ha supuesto frecuentes problemas de interpretación, además de añadir la nulidad automática de las cláusulas tildadas por el juez o tribunal de abusivas. La jurisprudencia ha reiterado que actualmente las fronteras entre las cláusulas limitativas y las delimitadoras no son claras, e incluso hay supuestos en que las cláusulas que delimitan el riesgo se asimilan sorprendentemente a las limitativas de los derechos del asegurado.7​
Este mercado está en plena expansión, por lo que se espera que mueva más de 67.000 millones de euros en 2025, es decir, un crecimiento del 10% cada año. Prueba de que estos dispositivos se han convertido en algo ya casi imprescindible es que la mayoría de fabricantes se han comprometido a que en 2020 todos sus modelos traigan de serie Asistente de colisión frontal o el frenado automático de emergencia.
El artículo 84 de la LCS de España, establece textualmente que el tomador del seguro podrá designar beneficiario o modificar la designación anteriormente realizada, sin necesidad del consentimiento del asegurador. Con ello queda claro que la facultad de señalar y revocar beneficiarios está en la mano del tomador. El asegurado no posee ningún derecho o disposición sobre el particular, ni siquiera de aprobar o rechazar el beneficiario que el tomador ha elegido.
Cobertura de responsabilidad civil (liability coverage) - Cubre las pérdidas por las cuales un asegurado es legalmente responsable. Para el seguro de propietario de vivienda, la cobertura de responsabilidad civil le protege en contra de pérdidas económicas si usted es demandado y encontrado legalmente responsable por las lesiones de otras personas o por daños a la propiedad.

Los comerciales de seguros automotor constantemente lo animan a cambiar de seguro y las posibilidades son que – salvo que usted sea un superhéroe al que no hayan descubierto – usted esté usando sus beneficios de salud un par de veces al año. Pero frecuentemente, no se le da mucha atención al seguro para dueños de viviendas más allá del requisito de tenerlo con su préstamo hipotecario o en el evento desafortunado de que se produzca un desastre en el hogar. El seguro de su hogar protege sus bienes más valiosos. Comprenda sus necesidades o su póliza actual, luego compare cuidadosamente las opciones y descanse un poco mejor.
×