La principal es sin duda el ahorro de tiempo, costes y carga administrativa que suele conllevar en este tipo de operaciones. AIG pone a disposición del cliente una base de datos centralizada compartida, que permite al asegurado visualizar las pólizas en 24 horas, emitir recibos, o tener notificaciones de los siniestros vía online. El cliente también tiene la posibilidad de adjuntar en los certificados los términos del crédito documentario, con lo cual la operativa se torna mucho más fácil.
Esta obligación depende de la realización del riesgo asegurado. Esto no es sino consecuencia del deber del asegurador de asumir el riesgo asegurable. Y si bien puede no producirse el siniestro, ello no significa la falta del elemento esencial del seguro que ahora nos ocupa, por cuanto este se configura con la asunción del riesgo que hace el asegurador al celebrar el contrato asegurativo, siendo exigible la prestación indemnizatoria sólo en caso de ocurrir el siniestro.
Como excepción a lo señalado en el art. 2 del LCS, su art. 44 estipula que el asegurador no cubre los daños por hechos derivados de conflictos armados ni aquellos que dimanen de riesgos extraordinarios sobre las personas y los bienes, salvo pacto en contrario. Igualmente, ese mismo art. 44 estipula que no será de aplicación a los contratos de seguros por grandes riesgos, tal como se delimitan en esta Ley, el mandato contenido en el artículo 2 de la misma.
Las cláusulas lesivas están prohibidas y son siempre nulas, por lo que si figuran en el contrato se tendrán por no puestas. A diferencia de las anteriores, las cláusulas limitativas son válidas, incluso aunque puedan no ser favorables al asegurado, siempre que el mismo haya prestado su consentimiento. La jurisprudencia del Tribunal Supremo ha establecido que las cláusulas limitativas son aquellas que “condicionan o modifican el derecho del asegurado a la indemnización o a la prestación garantizada en el contrato, una vez que el riesgo objeto del seguro se ha producido”. Es decir, que frecuentemente se incluyen en el contrato para condicionar o modificar los derechos del asegurado ante su eventual derecho a percibir una indemnización.
Seguro de interés único (single interest insurance) - La cobertura de seguro para solamente una de las partes que tienen interés asegurable en la propiedad. Por ejemplo, si usted todavía debe dinero en la hipoteca de su casa y no cuenta con un seguro de propietario de vivienda, su prestamista puede obtener una póliza de seguro de interés para proteger sus propios intereses en su propiedad. Una póliza de seguro de interés protege solamente al propietario de la póliza, no al propietario de la vivienda.
La excepción a la regla del artículo 26 se encuentra en el artículo 28 de la citada ley el cual establece que en el evento que de forma conjunta las partes pacten el valor del interés asegurable que se aplicara en caso de siniestro para su indemnización, en este caso la aseguradora solo se verá eximida de pago en el evento que se tenga la presencia de dolo o error. Es importante mencionar que el valor del interés asegurado, de conformidad con el artículo 27, no puede superar lo pactado, es decir, la ‘’Suma Asegurada’’.
En comparación, muchas otras compañías importantes (como New York Life o Northwestern Mutual) solo proporcionan una cotización si llamas y hablas directamente con un agente. TIAA se destaca por permitir que los clientes vean y seleccionen los detalles de sus pólizas por su cuenta. Por supuesto, si prefiere que un agente lo ayude en el proceso, esa es también una opción con TIAA.
SUL garantiza que los fondos se pueden usar para cubrir las obligaciones pendientes, así como los impuestos sobre cualquier activo que el primer cónyuge pueda haber pasado al segundo. El SUL de New York Life es una buena opción para dos cónyuges que desean una cobertura conjunta considerable sin tener que pagar dos pólizas completas. Los beneficios por fallecimiento comienzan en $250,000 y pueden llegar hasta los límites de retención de la compañía.
Prácticamente la totalidad de compañías de seguros del mercado se han incorporado a nuestro sistema, de manera que podrás comparar desde las compañías especializadas en ofrecer seguros de coche baratos como Linea Directa o Fenix Directo hasta las aseguradoras más tradicionales como Pelayo o Axa Seguros (en el lateral derecho puedes ver una lista completa de las aseguradoras que hemos analizado). La clave está en que como consumidor tengas plena transparencia sobre los seguros de automoviles existentes en el mercado y puedas saber rápidamente qué opciones te resultan más interesantes.
×