Por otro lado, las cláusulas delimitadoras, (arts. 3 y 8.3 LCS) persiguen determinar o fijar los límites del riesgo asegurado (temporal, espacial o cuantitativamente), describiendo las garantías y coberturas otorgadas en el contrato. Aunque no suponen la limitación de los derechos del asegurado o perjudicado, sí pueden ser utilizadas por la compañía aseguradora para negar o reducir la indemnización. El Tribunal Supremo español ha señalado que estas cláusulas delimitadoras “concretan el objeto del contrato y fijan los riesgos que, en caso de producirse, hacen surgir en el asegurado el derecho a la prestación por constituir el objeto del seguro”. Es decir, una cláusula de este tipo tiene por fundamento concretar la naturaleza del riesgo e individualizarlo, al objeto de eliminar ambigüedades. Las cláusulas delimitadoras cualificadas (arts. 8.3 y 22.4 LCS) son aquellas que describen las “exclusiones y limitaciones” de cobertura, así como las que establecen “las condiciones y plazos de la oposición a la prórroga de cada parte o su inoponibilidad” y siempre que no limiten materialmente los derechos de los asegurados, ya que en este caso pasan a ser cláusulas limitativas.5​
En el caso de un desastre, es vital que obtengas la cantidad correcta de cobertura, pues eso es lo que pagará por las reparaciones y/o una reconstrucción completa. Los límites de cobertura para pertenencias personales y otras estructuras están relacionadas con la cantidad de cobertura en tu casa, por lo que tendrás una mejor protección para toda tu propiedad si elevas el límite de la póliza para tu casa. "Si tienes una hipoteca, tu prestamista solo puede exigirte que compres una póliza con suficiente cobertura para proteger tu intereses, especialmente si tienes un saldo bajo", dice Christina Moore, vicepresidenta ejecutiva y vicepresidenta de administración de riesgos de SWBC. "Pero en el caso de una pérdida sustancial o total, el costo de la reconstrucción de tu propiedad podría ser mucho más, lo que te dejaría con gastos de bolsillo potencialmente grandes".
Rastreator.com es un comparador totalmente gratuito para sus usuarios que actúa como intermediario entre las compañías y las personas. Desde el comparador no existe una venta directa al usuario, sino que se muestran las mejores ofertas disponibles sin ningún tipo de recargo. Son las compañías con las que se tienen acuerdos las que remuneran a Rastreator.com.
Somos especialistas en el servicio de comparación de seguros de auto en línea. Nuestra misión es ayudarte a encontrar la póliza de auto que mejor se adapte a tus necesidades y las de tu vehículo. Nuestro compromiso se basa en aportar trasparencia a los mercados, seleccionando las mejores ofertas para que puedas compararlas y así ayudarte en tu decisión de contratación.
×