Seguro de por vida (whole life insurance) - La póliza de seguro de por vida es un tipo de seguro de valor en efectivo. Las pólizas de seguro de por vida ofrecen protección a lo largo de toda la vida - es decir, mientras la persona viva. Desde el día que la persona compra la póliza , se pagará la prima indicada en la póliza. La prima indicada podría ser invariable o podría aumentar después cierto tiempo, pero no cambiará de lo programado en la póliza. Es importante estudiar bien los pagos programados en la póliza para saber las primas que se tienen que pagar y ver si en el futuro se podrán hacer los pagos. La prima estará basada en la edad que tiene el asegurado cuando compra la póliza. Al principio la prima será más cara que lo que pagaría por una póliza a término, pero a medida que el asegurado envejezca, si continúa con la póliza, la prima será menos. Una fracción del pago de su prima será depositada para el crecimiento del valor en efectivo, otra para el beneficio por muerte y otra para los gastos (para las comisiones y costos administrativos). La póliza de seguro de por vida no necesita ser renovada. Siempre y cuando se pague la prima a su debido tiempo, ésta seguirá estando en vigor.
Helvetia, nacida en 1992, es una de las principales aseguradoras suizas. Helvetia ha alcanzado la posición de uno de los grupos aseguradores más establecidos de Europa, gracias a su independencia, a una gestión de patrimonio óptima, a su política medioambiental y a su reputación de confiabilidad y seriedad. La cadena de clientes ha alcanzado la cifra de 2.000.000 de unidades.
La Web utiliza Cookies para personalizar y facilitar al máximo la navegación del usuario. Las Cookies se asocian únicamente a un usuario anónimo y su ordenador y no proporcionan referencias que permitan deducir datos personales del usuario. El usuario podrá configurar su navegador para que notifique y rechace la instalación las Cookies enviadas por la Web, sin que ello perjudique la posibilidad del usuario de acceder a los contenidos de dicha web. Sin embargo, le hacemos notar que, en todo caso, la calidad de funcionamiento de la página Web puede disminuir.
Hay tres nociones que se aplican en tanto a la valorización del interés. El valor inicial se refiere al momento de la formalización del contrato y este puede ser igual durante toda la duración del contrato. El valor final, es aquel inmediatamente anterior al siniestro y viene fijado por el artículo 26 de la Ley 50/1980. El valor final es muy importante a la hora de determinar la indemnización. Sin perjuicio de las reglas de artículo 28 anteriormente mencionadas, aquí en este caso rige la voluntad de los contratantes con el límite en el artículo 1255 CCE y el enriquecimiento injusto. El valor residual, es el valor de la cosa en el momento que se ha producido el siniestro. Teniendo esto en cuenta, el valor que el tomador le atribuye a los bienes se denomina suma asegurada, y se encuentra ligada con el interés asegurable.
En el caso de un desastre, es vital que obtengas la cantidad correcta de cobertura, pues eso es lo que pagará por las reparaciones y/o una reconstrucción completa. Los límites de cobertura para pertenencias personales y otras estructuras están relacionadas con la cantidad de cobertura en tu casa, por lo que tendrás una mejor protección para toda tu propiedad si elevas el límite de la póliza para tu casa. "Si tienes una hipoteca, tu prestamista solo puede exigirte que compres una póliza con suficiente cobertura para proteger tu intereses, especialmente si tienes un saldo bajo", dice Christina Moore, vicepresidenta ejecutiva y vicepresidenta de administración de riesgos de SWBC. "Pero en el caso de una pérdida sustancial o total, el costo de la reconstrucción de tu propiedad podría ser mucho más, lo que te dejaría con gastos de bolsillo potencialmente grandes".
Igualmente, podrán ser tratados para mantenerte informado de nuestras novedades, siempre que no te hayas opuesto. Además, tus datos podrán ser comunicados a entidades socias de Rastreator, con la finalidad de proporcionarte el servicio de comparación o intermediación que hayas solicitado en cada momento. Puedes ejercer tu derecho de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, dirigiéndote por escrito a Rastreator al domicilio señalado o a datospersonales@rastreator.com. Para más información, visita nuestra Política de Privacidad.
×