Este último punto es crítico. Por ejemplo, los sensores y las cámaras de aparcamiento suelen estar instalados en los paragolpes y parabrisas del coche, por lo que son muy sensibles a golpes. Por esta razón, el coste de una reparación incluso por un pequeño accidente se puede llegar a duplicar. “Ya no existen paragolpes de 300 euros, sino que arreglar uno ya se acerca a los 1.500”, afirmaba el vicepresidente ejecutivo de una gran aseguradora”.
Somos especialistas en el servicio de comparación de seguros de auto en línea. Nuestra misión es ayudarte a encontrar la póliza de auto que mejor se adapte a tus necesidades y las de tu vehículo. Nuestro compromiso se basa en aportar trasparencia a los mercados, seleccionando las mejores ofertas para que puedas compararlas y así ayudarte en tu decisión de contratación.
×