4. Investiga en línea con diligencia. Hay muchos sitios web en la actualidad que permiten a los consumidores hacer una comparación exhaustiva de las diferentes tasas de seguro de automóvil. Por lo general, se trata de ingresar su código postal, el tipo de vehículo que conduce junto con su historial de manejo anterior, incluidas las infracciones de tránsito.
 Aunque no es tan popular como las otras cunas enumeradas en esta recta, consultar el paraje del vagón de seguros local tiene sus utilidades. Los intérpretes tienen umbral gratuito a una relación de las principales aseguradoras y algunas encuestas principales de tasas. Además, los monitores pueden hallar detalles sobre cada certificación de lamentaciones de la aseguradora. Si una aseguradora tiene una entrada dependencia de lamentaciones, es mejor rehuir esa colectividad.
Asistencia en viaje: en caso de un problema con el coche, como p.ej. una avería, la aseguradora ofrece asistencia tanto al vehículo (reparaciones sencillas, remolque, …) como a los ocupantes del mismo (traslado del asegurado, envío de un conductor profesional, …). Se puntúa la distancia a partir de la cuál se presta la asistencia, si incluye vehículo de sustitución en caso de quedar el automovil inmovilizado en el taller y si cubre la pérdida de llaves, falta de combustible y el pinchazo de un neumático.
Además de escoger las coberturas y limites requisito en tu estado, podrías querer contratar otras coberturas para proteger tu vehículo, como contra choques o cobertura completa. Si agregas la cobertura de choque a una cotización, asegúrate de añadirla a las demás cotizaciones también. También, algunas coberturas, como contra choques, conlleva un deducible. Puede que te sea posible escoger tu deducible – por ejemplo, $500. Recuerda seleccionar el mismo deducible en cada cobertura, para cada cotización que recibes.
×