La protección contra lesiones personales (PIP, por sus siglas en inglés) paga los gastos médicos para usted y los pasajeros de su automóvil cuando se presenta un accidente automovilístico. También se le llama “seguro sin culpa” y se deriva del hecho de que cubre sus lesiones independientemente de quién sea el culpable del accidente. Más allá de los gastos hospitalarios, el PIP a veces cubrirá los salarios perdidos, los gastos de reemplazo del hogar y el cuidado de los niños, e incluso los costos del funeral.
Prácticamente la totalidad de compañías de seguros del mercado se han incorporado a nuestro sistema, de manera que podrás comparar desde las compañías especializadas en ofrecer seguros de coche baratos como Linea Directa o Fenix Directo hasta las aseguradoras más tradicionales como Pelayo o Axa Seguros (en el lateral derecho puedes ver una lista completa de las aseguradoras que hemos analizado). La clave está en que como consumidor tengas plena transparencia sobre los seguros de automoviles existentes en el mercado y puedas saber rápidamente qué opciones te resultan más interesantes.
Entre los principales factores que valoran para calcular el precio del seguro están el código postal, el tipo de vehículo a asegurar, marca y modelo y la edad del conductor principal. También, factores acerca del estado del auto como la antigüedad, si se trata de un modelo Premium o el lugar donde estacionas tu carro, pueden tener influencia a la hora de ofrecerte un precio y coberturas en específico.

Por favor, recuerda que las descripciones anteriores incluyen solo una descripción general de las coberturas disponibles y no son una declaración de contrato. Todas las coberturas están sujetas a todas las disposiciones de la póliza y a los endosos aplicables. Las opciones de cobertura podrían variar según el estado. Para conocer más acerca de la cobertura del seguro de automóviles en tu estado, localiza a un agente de State Farm.
×