Coberturas de Robo: cubre los daños o la perdida del coche asegurado o partes de éste a consecuencia de una sustracción ilegítima. Se analizan las cantidades por las que indemniza cada póliza dependiendo de la antigüedad del vehículo, si el coche está cubierto en caso de hurto y si están incluidos en la cobertura los accesorios no declarados específicamente en la póliza.
Daños propios: este apartado cubre los daños sufridos por el vehículo asegurado, con independencia del culpable del mismo (p.ej. si el culpable del siniestro es el propietario del coche). El objetivo es comparar los seguros de automoviles en función de las indemnizaciones en caso de siniestro y si quedan cubiertos también los accesorios no declarados y el equipaje que hubiera en el coche en el momento del siniestro.
Asistencia en viaje: en caso de un problema con el coche, como p.ej. una avería, la aseguradora ofrece asistencia tanto al vehículo (reparaciones sencillas, remolque, …) como a los ocupantes del mismo (traslado del asegurado, envío de un conductor profesional, …). Se puntúa la distancia a partir de la cuál se presta la asistencia, si incluye vehículo de sustitución en caso de quedar el automovil inmovilizado en el taller y si cubre la pérdida de llaves, falta de combustible y el pinchazo de un neumático.
Una póliza con Allstate es mucho más que solo un seguro de auto. Es ayuda personalizada de agentes expertos, herramientas innovadoras — como Drivewise® — que te ayudan a seguir adelante y una cobertura de calidad en combinación a grandes ahorros. Obtén una cotización de seguro de auto (en inglés) y conoce porque 16 millones de hogares confían a Allstate con todas sus necesidades de seguro.
×