Además de los factores anteriores, algunas compañías tienen en cuenta el historial de siniestralidad del conductor. Es decir, si has sufrido varios accidentes durante el mismo año, la compañía puede aumentar el precio de tu seguro a la hora de renovar tu póliza o incluso rechazar la misma. Pero también hay recompensas si eres un conductor cuidadoso; ya que las aseguradoras pueden ofrecerte tarifas más bajas o descuentos por no siniestralidad.
Es importante saber que el precio de la póliza se calcula dependiendo de muchos factores que algunas veces no se consideran a la hora de cotizar el seguro vehicular. Las aseguradoras estiman el riesgo que suponen varios factores antes de ofrecerte una póliza para tu auto, puesto que la principal objetivo es brindarte la protección financiera que necesitas para que el gasto de un siniestro no lo asumas por completo tú.
Otra cobertura adicional es la de Adaptaciones y Conversiones. Aunque puede aumentar el precio de tu seguro, si mejoras el equipo de sonido de tu auto, lo más recomendable es declararlo a la aseguradora para que lo incluya en tu póliza. Ya que en caso de accidente o robo, si no está declarado, la aseguradora podría no hacerse responsable de indemnizarte su valor.
13. ARPEM NETWORKS S.L no asume responsabilidad alguna derivada de los contenidos enlazados desde la Web, siempre que sean ajenos a la misma, ni garantiza la ausencia de virus u otros elementos en los mismos que puedan producir alteraciones en el sistema informático (hardware y software), en los documentos o los ficheros del usuario, excluyendo cualquier responsabilidad por los daños de cualquier clase causados al usuario por este motivo.

Si resides en una ciudad con un estilo de vida acelerado, como puede ser Ciudad de México, la propensión a que sufras un accidente es mayor que si vives en Aguascalientes. De igual manera, hay estados donde la delincuencia dirigida al robo de autos es mayor, por ejemplo el Estado de México. Y es en estas entidades federativas, donde las aseguradoras podrían variar sus tarifas sustancialmente.

State Farm (incluyendo State Farm Mutual Automobile Insurance Company y sus subsidiarias y afiliadas) no se hace responsable y no endosa ni aprueba, implícita ni explícitamente, el contenido de ningún sitio de terceros vinculado por hiperenlace con esta página. State Farm no tiene la facultad para modificar, actualizar ni controlar el contenido de los sitios de terceros vinculados por hiperenlace. El acceso a los sitios de terceros queda bajo el propio riesgo del usuario, se proporciona solo para propósitos informativos y no es una solicitación de compra ni venta de ninguno de los productos a los que pueda hacerse referencia en tales sitios de terceros.

×