Además de los factores anteriores, algunas compañías tienen en cuenta el historial de siniestralidad del conductor. Es decir, si has sufrido varios accidentes durante el mismo año, la compañía puede aumentar el precio de tu seguro a la hora de renovar tu póliza o incluso rechazar la misma. Pero también hay recompensas si eres un conductor cuidadoso; ya que las aseguradoras pueden ofrecerte tarifas más bajas o descuentos por no siniestralidad.
Además de escoger las coberturas y limites requisito en tu estado, podrías querer contratar otras coberturas para proteger tu vehículo, como contra choques o cobertura completa. Si agregas la cobertura de choque a una cotización, asegúrate de añadirla a las demás cotizaciones también. También, algunas coberturas, como contra choques, conlleva un deducible. Puede que te sea posible escoger tu deducible – por ejemplo, $500. Recuerda seleccionar el mismo deducible en cada cobertura, para cada cotización que recibes.
×